9 sencillos consejos para que tu organización comunique

Dreamland - Consultoría, formación y emprendimiento - 9 sencillos consejos para que tu organización comunique - Ángel Luis Álvaro Álvarez

La comunicación es la esencia misma de la actividad organizacional, tengamos en cuenta el amplio abanico social e institucional por el que se extiende. En entornos tan convulsos y cambiantes como los actuales, es bueno que la estrategia de comunicación empresarial contenga, entre múltiples factores, al menos tres aspectos básicos: dinamismo, interacción y, sobre todo, escucha. Generamos información, pero se nos olvida escuchar, y si nuestra organización no escucha, da igual la información que generemos, porque será invisible, porque no estamos comunicando.

Dreamland - Consultoría, formación y emprendimiento - 9 sencillos consejos para que tu organización comunique - Ángel Luis Álvaro Álvarez

Si tu organización no escucha, tu organización será invisible

Para mejorar la comunicación en tu empresa, puedes comenzar prestando atención a estos nueve aspectos; a veces lo sencillo se nos pasa por alto, pero no por ello es menos importante.

  1. La información debe ser siempre muy clara y fácilmente comprensible; economía de la información, pues los receptores tienen múltiples opciones donde elegir.
  1. Ten presente siempre en mente un concepto: seducción.
  1. Mensaje preciso y directo. Mejor escueto y al grano -que se suele decir-. Las nuevas generaciones lo agradecerán en forma de atención.
  1. Información oportuna; es decir, en el momento adecuado. Se suele decir que un día lees algo y te dice poco y en otro momento lees lo mismo y te lo dice todo. Informar con la intención de encontrar el momento adecuado hará realmente eficaz la información.
  1. Informa, pero cuenta cosas. La información debe generar interés y emoción; ha de tener la intención de generar algo en el receptor: cambios, actitud, posicionamiento, visibilidad, comportamientos…
  1. Pregúntate qué es lo que quieres transmitir y para qué lo quieres hacer.
  1. La información ha de ser correctamente difundida, visible y accesible. Parece obvio, pero cuando hablamos de comunicación en las organizaciones, este hecho se complica por soportes y medios comunicativos insuficientes, mal gestionados o directamente inexistentes.
  1. Cuida la forma en la que el mensaje está contado. El lenguaje que empleas para comunicar no sólo es un vehículo comunicativo, pues además tiene un importante papel constructor. Las personas utilizan el lenguaje para construir versiones sobre el mundo social en el que viven. Las versiones son siempre historias situadas en un contexto particular. Cuando, estas versiones se argumentan, y se impregnan de valores, conseguimos conectar, promover y otorgar sentido a determinados marcos grupales. Por tanto, el lenguaje constituye una práctica social y, al mismo tiempo, forma parte de la misma construcción social.
  1. Por último, recuerda que la comunicación es un proceso de interacción, que requiere dinamismo, pero sobre todo, escucha.